Click to share on Google+ (Opens in new window) | Fushigi Neko no Kyuu-chan 152 | Switched at Birth (90)

' ESTRATOS MARGINALES'URBANOS, DE AMÉRICA LATINA - Larissa Lomnitz,


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "' ESTRATOS MARGINALES'URBANOS, DE AMÉRICA LATINA - Larissa Lomnitz,"

Transcripción

1 PROYECTO CEPAL/JPIÍWÍA ESTILOS DE DEÍSARROLLO. Y HEDIO '' AMBIENTE'EN'AMERICA LATINA... Seminario Regional '. / t', -k v E/CEPAL/tROY;.^/ 1 *' 2^ * Septiembre de 1979 X Jnxh^r Santiago de Chile,, 19 al 23 de noviembre de 1979 P-,. y- 1 v'. < * 9 ' ' \ i % ' W i v V ORGANIZACION 'SOCIAL'.Y" ESTRATEGIAS DS SOBREVIVENCIA EN LOS ' ESTRATOS MARGINALES'URBANOS, DE AMÉRICA LATINA -, i Larissa Lomnitz, La autora es Profesora del.-instituto de Investigaciones, en-matemáticas i Aplicadas de la Universidad. Nacional Autónoma de, México, y preparó este trabajo a ; título personal, ; conio contribución 1 Proyecto CEPAL/fnUí14 sobré Estilos.,de Desarrolle y. Medio 'Ambi ente en América Latina., Las opiniones expresadas son. de la exclusiva responsabilidad de ía 1 * autora. ^ ?5t -ZU

2 i. / i.,.-o v : "». -., ;: : h

3 ORGANIZACION SOCIAL Y ESTRATEGIAS DE SOBREVIVENCIA EN LOS ESTRATOS MARGINALES URBANOS m AMERICA LATINA La ris sa Lomn'it s,, IÏMAS -,fumam 1. In.tro duc ci Ôn. ' Una de las principales perturbaciones que se han producido en los ecosistemas Racionales de América Latina después de la Se~ gii n d a Gue r r íi Mund i ;i 1 f u e 1 a c a u s a d a - p o ral p r o c e s o à e i ndu s tria-. 1 í z a c i 6 n a. ce le r ada e n 'el sec t o r u rb an o. S1 c re cien t e d e so q ui. 1 i - br-io economice entre.campo y ciudad ha acentuado la. depresión d e 1 s e c t o r r u r a 1, a m e i I d a q ne i o s 're c u r s 'o s ec o n 6 m I co s d e los países se canalizarí cada vez más en dirección al desarrollo del se et o y i n du s t r :i a 1 u r b a no t Pue a s3t c on; o 1 a s c í ud a des se t r a n s - forjaron en.verdaderas isla5 de relativa prosperidad, -modernizaci., p o d er._ adrolni s lir ani v.o. y rao v i I id a d s o ci al e ntn e d id d e - uns..'e co. n om í a t r a «1 i el o na 1, ait r a s a-d a y. es c c ne i & 1 m e n te" es t a n c a d a. L s s te n s iones económicas y doiîunpr afleas generadas por esta situación, incidieron principalmente en el. sector más desamparado del campes i mi do, e1 cuai sn gr an n ûm er o p re i r i 6 aban aon ar e1 campo emp re n d i en do e 1 ca mi no a lo s gran d e s 1.ce n t r os u rh a no s f y a " que su s o b r e v i ve nc í a en 1 a s a i d s a s a e h acia e. a d a v e 1 mâ s p r oh lem â t i c a. Las causas del desequilibrio económico en el ecosistema h an s i d o a na 1 i xa d a s p o r d i t o r entes aut o res ( S unk el., ; Q u i j a - no, 197î t y otros), Bn muchos casos el proceso-de industrialización de América Latina no habla sido generado desde adentro, sino aue, mâ s b i ori h ah la. s i d o i. n du c i do de s d e e I e x t e r i o r» P r in c i p a.1 mente a. partir de 124S, Latinoamérica efipezrê a atraer una ere-

4 cíente inversión. foranea cri las indùs trias cíe consumo. Los inversionistas identifica ron las principales ciudades como objetivos p ri m o r d i a 1 e s cíe m e r c a ó e o G r an p a rt e del proceso de i n d ustr i a 1 i z a c i ó n se b a s aba en t e c no I o g í a ira p o r ta da, g e ne r a imeri t e d e tipo mucho más adelantado que las tecnologías, que predominaban en el eco s :i sí: cai a i oca 1. P or lo tan i o, 1 a d e p e n d encía e co a órai. c a e tre el ecosi «tema latinoamericano y los cen tros industriales forá - neos no era unicamente una dependencia de capital sino de tecnología, extendítìndose aderas a otros aspectos culturales importados desde el. exter ior. _ Una de las con se oliaci as áe esta situación d.e subdesarrollo d e p e n d i e n t e i io ì ù ' d e v a 1 u a el 6 n d e c i e r t a s o c u p a. c i ones t r a di. c le's en relación, u la y ocupaciones e a la industria; esto acentúó la devaluación relativa del carr-pü respecto a la ciudad. Dicho de otro ato do t el patrón de dependencia e confía ics- y tecnologica se ha idoduplicando al interior dal ecosistema, de tai manera, que' la modernikacidn se ha concentrado en los centros urbanos a costa del desarrollo rural. - ün. esto punto os conveniente introducir el concopto de "marg inai í daxv M: Según Quii ano flí)71 : K3~&5), 'la marginalidad es la exclusión de un sector de là -fuerza laboral de su participacítfn directa-en el.proceso de nroduceian ' industrial, Se trata de un efecto general de la revolución ' te en o lógica que 'lia 'reducido y deva.ìuadu 1 s necesidades de trabajo manual, particular rúente- del tipo * no cálif i cade La i odus trial i zacidn se traduce en una saturación del»»oreado laboral; debido al rechazo mas o me nos permanente del sector ( ue an ter io y;nente se encontraba ocupado en -labores de tipo t radiciona 1: ello incluye a catsgo-

5 o. rías tales como'las -peones, oequeños artesanos y trabajadores eir índtistrlas caseras de pequeña escala y baja productividad P o s t er i o rme n te Adams (19 74) ha destacado el hecho de.que la marginalización de un sector social no se debe necesariamente a 1 a. e xp I o t a c i ó n de' u n s :L s t ero a de b a j o des a rr o 11 o i n&u st: r'x al p o r o t r o de ni ve 1 m x s al to s sin <3 q ue p u e d e o r i g i n a r s e evi el seno ni i s - roo de un sistema al ta sen te indos tria II zado, P6r ej emplo, - las. grandes naciones industríales han marginal isado sectores de sus propias poblaciones en ej proceso de incrementar su indua» trial i^n, Sin embargo, estas' naciones han creado tecnologías. sociales para enfrentarse al problema de.su propia marginalidad* tales como -la seguridad social en el caso de los sistemas capitalistas, y el subempleo masivo oh &l 'caso de ios sistemas socialistas, tur cambio? la Mayoría de los países del Tercer Mundo care - cen aún de las opciones do'cualquier-tipo que pudieran satisfacer, si se quiere en. forma, pavei a 1 1 las necesidades básicas de sus poblaciones marginadas*' Por lo tanto el sector marginal Latinoamericano no solamente se, encuentra excluido en la práctica de los medios de acceso a la toma de decisiones en los asuntos que conciernan su bienestar economice y social, sino que' sufren-ad'e ~ más de un grado de miseria que' a e tu a Ime n t e ya no es posible encontrar en i os países i ndw tríales, 'La Hcoio^Xa de 3.a Miseria Bn.Africa Latina los migrantes de origen rural han logrado crear su propio ambiente socioeconómico en las ciudades; este jjrüent«les proporciona o'bvid;;ienta los medios mínimos para su \rervíven.ci a física y cultural, puesto que la migración con ti-

6 núa. fín otras palabra'.;, estos migrantes 'han. logrado crear un "nicho eco lógico** propio dentro del medio urbano, Ebte "nicho eco Id rico" os también marginal a la estructura formal urbana, por ejemplo, en el sen H do que las barriadas se establecen en terrenos urbanos sin valor y o desva.lorizades, es decir, marginados a la ciudad. Además, la base económica de subsistencia de ios pobladores descansa, en ocupaciones cevaluadas o que carecen de demanda constante en el sector laboral forma".! estas ocupaciones no ofrecen empleos permanen tes y carecen de seguridad. social,, bn resuden, e-i "nicho ecclc^;coocupado por la marginal idad urbana puede describirse como "intersticial" en. relación a la ecología urbana industrial. Su símbolo es la recolección y rep ro ce s am i en to de materiales de ' desecho. transformadr s en una fon»» de vida. De igual manera puede mtetprvt»-rse pro lite rae ida de.servicios iníorraales tales co?m" cuidar automóviles estacionado s» lustrar zapatos, y otras ocupaciones cuyos ingresos consisten en propinas voluntarías (Tockaiah, 1.r?7; Birkheck, ). ' Basta un análisis elemental pbtq descubrir que este nicho ecológico-no proporciona en si mí sí/«o una base adecuada para la sobrevivencia individual T Para el laargxúvdo desprovisto de otros recursos s cualquier enfermedad o período extendido de cesantía se ría iatal, La estructura social que se ba generado enlas poblaciones marínalos debe consi.derarse' 5 por lo tanto, co no una parte esencial de -la ecología marginal: de hecho, representa. el mecanismo básico de-sobnevi encía e condado, a entre, los marginados, una especie de si a tema <le seguridad social aucd'ct^rio y espontáneamente generado.

7 Como se sabe, la solidaridad social de un grupo humano de-~ pèridé de su nivel de recursos. En un grupo confrontado 1 coti una ' ' * 'situaci6n de extrema escasez, los. patronos de- solidaridad -se van disgregando, y padres, o hijos se pedoan por cualquier pedazo.de comida (ThurnbuU, 1972), Cuando la sobrevivencia dei indivìduo _ puede lograrse únicamente a costa de las mas elementales, relaciones sociales, la sociedad misma desaparece comò tal, Laughlin ;( 19 78). ' "trabajando entre Xa tribu So. de Uganda observó - _.que la escasez ox.trc?«;i de recursos causa el desaparecimiento 'gradual de intercambios recíprocos entre-parientes y otros,tri -., beti. os y un aumento'do ios rudimentarios intercambios, ce mor-:. cado «.. ', ' : Rasando ai.. otro extremo, la solidaridad social tiende, a \degenerar en ' egoismo -cuando el nivel de recursos excede conside-, r^b le mente él. nivel.de subsistencia. L a < so X ida rida d s e yü elve ' ' p. : " '. 1 v _ ^. '1. ; ',entonces un obstáculo- al surgimiento_ cíe ios Individuos affi-'' ' ( bíííciosos y los val-ores.inherentes al intercambió dp mercado.se '' : "vuelven preocupación dominante da -la sociedad/ fpo 1 air/i, 1Sititi ; -76), Bn' tales sociedades la compotencia sé.-va lora por. polire., Xa.caridad y la ayuda al próiimo, y las '"reglas del Ju&g-o" 'p'tívíjr sobre, Iss tradicionales regilas de' lo generosidad y la hospitaíidn' ;. La' mayoría sociedades se encunan tr n entre ambos ex- ' tromos, puesto quo no se oncuenrran elcaso. do la haròbruniì generi»- libada, ni el do. la afluencia. La, mayoría de -jos grupos humanos ' subsiston.^eorfdñd esente- sobre bases Trocarías y.e.scasas, impíodietible.s o inadecuadasb ste una i n segur i dad estructurar, de : recursos q<m Puede deberse a causas- ton cariadas 'como las b 'origen. ambiental, ecologico a socioeconómico» Bn ostas socieda -

8 des o grupos la solidaridad social suele movilizarse como un recurso para la sobrevivencia 1. Ün tipo de intercambio? no el único s pero sí el r»ìss carecí eristi co de es tas si. tu ac iones, os xa "reciprocidad", un píocio do intercambio a largo niazo que se configura» y por decirlo así, se incrusta en una" relacidn social, ("Poiñnyl 7 ibie} >t De ningún in od o puede decirse que la'reciprocidad consti tuyo ' une. forma arcaica u obsoleta de interc*svì;b io económico: es verdad que su origen se remonta a muchos milenios, pero sxi practica continuará mientras existan grupos humanos que padezcan de inseguridad estructural en sus fuentes de recursos» Los ingradientes básicos de- uaa'relacldn de intercambio recíproco sor; tres t la cercanía social de los par tic ip a j tes, en el intercambio» su proximidad fisica o.residenciad? y uni; relativa igualdad de carencias que les pem?tit a Poner en práctica el principio del intercambio reciproco: ;í bdy por t mananu por mide Anal i taremos a cent uurac ido. ayunos de los a:vp<.;croe relevantes de la ergaci za ci <$n socia] de les.irci i na dos en America L a 1 in a, t a les como se' no s ore^on t an e np í r i c ame n t e ; i. a * e n tarer-ícs relacionar estos aspectos de o 5 cac i or social con el barco ecoldgic.o y economico general de ja mar uun i d/ad que acatenaos de esbozar,.- -.'. l'-n el sector informal pueden, observarse 'grados'do e strati tic acida ort términos de, pobreza e inseguridadñí núcleo de la mar im5.1idad puod% describirse en, base a dea rasgos caracte rxsticose a} ' í"a 'tatta ' dlf inserción o artícexacdor? 'formal'" en el"procedo de producción industriai urbano,, n) la inseguridad cronica- de'

9 /empleo o ingresos.. He identificado dos tipos de relación dentro de la organización social del sector marginal: a).'el intercambio entre igua- Ips, que "se efectúa al interior de la unidad doméstica y de las redes de intercambió reciproco "de bienes y servicios (Louns-itz, 4 975) p y h) las re Pac iones patrón-cliente que se observan por ' ejemplo en el caso de los pequeños empresarios que' utilizan sos * parientes y relacione:: sociales, para xa creación- de una unidad de pro duc c íón, i 1 Este 15 p'o de reí ac i o nos asmé tri ca s imp.1 i ca, en 'ciertos casos 'la presencia de un intermediario: el patrón ' actüa' '.simuítáneamente como intermediario.enírre sus clientes * que psr-. tenecen.al sector informal o marginado de. la eco iomía y y.las instituciones formales de la sociedad. ' ' - '^óbper ac;i'3n _ ín r a ain 11 i a :r.' ; >'(> 'y- Bn el.estudio real i-zadó en una barriada de la Ciudad'de Moo neón ir&mon que'las familias tienden a ser numero-isas»' un '$4 i' ' <.. ' ' -de ellas.' tienen más de >4 hijos, Debido su predominio ' de matrimonias, jóvenes en la' muestra * se concluyó'-que' el 'promedio ere'ntaal 1 i. '.. de/h'-íjos que produce cada matriiiicaio fue superior a ci oca.- -.Agre - 'gá&dó este dato al cuadro.'general de ingresos bajos e inestables, ocupaciones desvalorizadas,, falta de mecanismos de ore visión so- cial,. baj-o nivel de vida y carencia general de recursos de cual- 'viüier especie!. se, planteó la. interrogante de como esto& grupos-lo grap subsistir... - ' - > f'. Üna^ de las respuestas parece coosis'tir en que lá inf ore' acilinide los censos ccupsclonalés no. xerleje da totalidad de las 1 áctiviclades económicas que realiza la unidad do'tuéstica. Los ni-

10 ríos trabajan donde y cuando pueden: boleando, acarreando agua para sus mamás o a cambio de algunos centavos» vendiendo chicles e n. 1 a o a 11 e, a y ud ai; d. o a c u i d ar an ima.1 e s. p i d i e n do p an y t or t i 1 de casa en ca s & p a :r a a 1 imen t a r a 1 o s c: e r d o s o a ve s qu e s e cr í an en muchos hogares marginados. Además s son repartidores de las tortillas que $e hacen en la casa y cuidan a sus hermanos menores mientras la madre sale a trabadar.. Las fiíuj eres T por sa parte 4 trabajan como lavanderas o planchadoras fuera de la barriada; son vendedoras callejeras de frutas, raspados, quesadillas t etc.; recogen, fierros viejos o nopales, con la ayuda de los niños; o bien, cuando no salen de sus casas, confeccionan tortillas para la venta y crían aves» cerdos y otros animales.domésticos Los ancianos son aguadores,. ponen puestee!tos de comida-en las calles, y las ancianas cuidan a los niños, son vendedoras calle jeras o "salen a.pedir". Se trata, de toda una economía informal de subsistencia, que es esencialmente independiente de la Actividad'económica' declarada del jefe de'familia,. '' '. - Tres Vainillas marginadas,. La familia A ha procreado'-16- hilos,, de los que 15 están vivos. Siete hijos vivan en un, cuarto j'unto con los-padres: dos están casados y' vi ven. en. cuartos vecinos, \ Los hijos 1 restan-e tes trabajan, y viven, fuera de la barriada, -, El señor Á na obtenido, mediante, /i>ago de_ $10 diarios,.al individuo concesionario, e1. privilegio de-recoger la basura" en un edificio de departamentosa medianoche sale el señor di con dos de sus hijos' y recoge la basura» separa papeles, vidrios y

11 objetos metálicos para - la venta, y lleva a su casa los dés-perdic i o s de c om i d a que s i r ven p a r á a 11 aie n t ar a lo s an i-n al es que a i 1 í se crían. '. - - La sefiora A. cuida de los animales. Los niños salen a pedir, tortillas o a' recoger sobras de verduras en los mercados/-'para a 1 ime n t a r. a 1 o s an imales. 1 n i ci.a i me n t e 1 a f am illa. cri. ab a cerdos que. se vendían, a medida que alcanzaban una edad, comercial; A diario pasan por la barriada camionetas que compran estos animales para su venta en los mercados o en las mismas* bsrriádas,,- Más adelante Id familia decidió adqturir dcs^ vaquillas: durante'. el día entero, -la mujer y los niños se turnaban para llevar s pastar los animales e'n terrenos baldíos, 'Actualmente las' vacas ya tuvieron cría: ahora son seis, animales. La leche Se vende o seda a los niños, y los becerros'se van vendiendo. En -la época seca,...o xuando_ los. dueño:; -del. fraocionamiento- prohibieron e - ' pastoreo del 'ganado p los" iliños "se dedicaban'a pedir'la 1 verdura sobrante de lo's mercados que.* se efectúen tres veces "por s.emana ' en la zona residencial vecina. Recientemente la.camilla se ent er6 de o ue era po sib le. ven de r i amb ien e.1 guan o de 1 os an im ale s como fertilizante en ios jardines residenciales» Los cerdos y :. las aves de corral (gallinas p guajolotes) continílan criándose 1 y sirven para la venta o'el consumo p ron i o de la familia, especialmente rara festejar ocasiones impor tantos.. AdemS-s 'de su ' cooperación en- la crianza de animales > 2os niños traen agua dia"- riam.ebte desde varías cuadras donde se encuentra, eí hidrante-público, y cuidan a-los niños pequeños mientras la madre sale a ' V> as torear»., La am ii. i a B e s u na f am i 1 i á ' de i i p o e'x t e n s o que c o mp a r t e un

12 mismo solar. Consta de 19 personas que comparten la renta y todos los gastos. Los hombres han levantado los cuartos y hacen todos los arreglos en común, con la. ayuda de los niños. Un jefe de familia es machetero, el otro albani.l, ta abuela común, que contraliza la organización de la unidad domés-tica» trabaja. tres veces por semana lavando pisos en un edificio, Su nuera mayor hace tortillas que los niños reparten y venden, en la barriada* U eg ni ar mente, salen las- mujeres y los nidos a recoger leña na ra la cocina y a recolectar fierros y desperdicios para la venta, en en basurero contiguo a.la barriada., dos de nietas mayores trabajan corno sirvientas, viven en la unidad domestica y aportan dinero. Un míe?:o vende periódicos» etc. La faiiulia 0 es también una familia extensa que comparte ; los gastos, ha abuela recibo las contribuciones y organiza la vida éconíímica. Hila y sus nueras 5 vil en a recoger nopales, los limpian, y venden con la ayuda de ios nietos. También hacen tortillas para vender, crían uno c dea cercos y ona de tas nueras lava roña para una familia. ios tres jefes de familia son:, un. machetero* un chofer de camida y an aprendiz de. colccador -de alfombras... 'lodos-contribuyen para 61 gssto; adetóls, dos nietos adolescentes trabajan, también cora o aprendices. Fin.alífien te conviene destacar qué las mujeres y loa niños realizan cr'actividades de importancia económica, Salvo los "alimentos«son pocas las co$as que se compran: se utiliza ropa as ada, tarrea viejos para el "agua., corcholatas-'de refrescos; l>a~' ra - afirmar los-techo-i?, -muebles usadosr «te.!.b> labor de las-mujeres y de Ion niños buscar todos tos elementos o pedirlos.

13 Ótro uso de recursos sociales para fines económicos lo'encontramos en "la tanda 5 ',' La tanda - es una institución informal' á e aho r r o y c ré á i t o ca ra et eristica de Mé xi co,, q u e t i ene ' s us ; equivalentes en 'ciertas sociedades asiáticas y africanas (Geertz f 962 : 2A3). Consisto en una especie de eluh de 4 a 10 miemhros, quienes contribuyen, con cuotas de.dinero a un fondo común» Por ejemplo, eri una tanda mensual de seis mierfi.br oscada miembro enfregaría-. $50 a uno de los miembros por turno, El turno- se fija inicíaidéate por sorteo; en el presente caso, cada-participante ree ih i r 1 a una suma de $250 c a da. se i s jmese s, roe dian te un p ago, mensual de $50 en los cinco meses anteriores. ' - En la barriada estudiada se identificaron más de 70 farci - i i as que en un'momento de te rm ina do e stab an p à r ti c ipando en á1guna.tanda., _ Bn general, los miembro^ desdada..tanda.er^.p. parientes cercanos j - compañeros de-trabajo-, vecinos «' d)e i; esta, mane ra se. : aprovechan los recursos sociales para un crédito rotativo', con - 4 fondo de capitai continuamente reconstituido sin necesidad de ni. ngíin t ipo de c on t r a 16 1 e ga 1 v s i end o s uí i ci. e n te 1 a c on f i cm-z a - que existe entre les'. miembros. ' Cooperación i.r reridmil:iar,, " La utilización' intensiva del trabajo infantil y -familiar no remunerado. se inscribe dentro de un sistema economico' informai, basado en redes do intercambio recíproco.. De esta manera, Xa cooperación in tra familiar- de esposas niños y abuelos es parte de-ana cooperación interfamiliar generali zada Las redes están formadas en su mayoría por parientes cercanos, pero 'también incluyen a-vecinos no emparentados quienes eventualmente pueden ^

14 ingresar a la. familia a través del parentesco ficticio o compadrazgo.. La cooperación iiitertaaiiliar practicada en el seno de las redes incluye ayuda en el proceso de nu graci m 3 alojamiento y entreramie ut o laboral a los recién llegados del campo» búsqueda de empleo? intercambios y préstalos mutuos -.(comida, dinero, ropa, berrasdenta5 f utensilios domésticos)cuidado de hijos y de enfermos, información y gastos de emergencia. Cuando un individuo se queda tenrporalmente sin trabajo, su familia recibe alojamiento y es mantenida mientras se le encuentra" empleo. En muchos casos los demás miembros' de la red co impar ten sus s alario t* sus conocimientos técnicos y su clientela con el miembro' noce si r.ado. Esta ayuda os recíproca* ya que todos los indivi dees de la red se encuentran expuestos en" igual medida, -a tales contingencias económicas, En la barriada estudiada, solamente diez unidades residenciales estaban desligadas de sus vecinos; todas las "demás; practicaban un intercambio sistemático Las familias aisladas cona:istsan en ancianos mantenidos por hijos que residí-an fuera de la barriada, o por parejas jóvenes sin hijos que esperaban enc ontr a r a 1 o j am i e n co c e r ca. de p a r i e n te s e m o t ro luga r de i a c i u - d a d., Bu o t x a s o c a s i otí es, se t ra t a b a.de, u na q a o t r a _ f ajn ii i_a merosa cuya red interna se bastaba a las necesidades de supervivencia. La población reatante de la barriada. s& 'agrupaba en "45 redes de intercambio recíproco entre. vecinos v cori una parti ci-' pacida promedio de í a 5 familias por red. Además, cada familia pelear'participante podía.mantener relaciones di Sdìcas de intercambio recíproco con parientes y amigos más alejados, dentro

15 y fuera de la. barriada. La intensidad del intercambio dentro y fuera de las redes 1 denende.de la distancia social y física: cuanto más cercanos s ma / yo r es la ayuda es per a da y otorgada. So 1amen te 30 uni dade s residenciales carecían de parientes en la barriada. En la gran ; mayoría de los casos, las familias que carecen de pariente han logrado establecer relaciones de intercambio recíproco con redes vecinas, o con parientes que viven en zonas cercanas a la harria da. De este modo, queda ciaramen te en evidencia el rol del o a - rentes c o e n t. o do s 1- o s aspe c tos d e 1 a -/ i d a m a r g i n a da.. La «red de intercambio recíproco de bienes y servicios representa la estruc tu r a s o c i a 1 c a r a c t r s t i c a. de 1 a mu rg i na 1 i á ad' po rque e.% 1a'. b a se. de la o cono?»!*? informal que asegura su supervivencia. la familia numerosa tiene, pues* una clara ininci^n económica en"ira -sociedad" marginada* "L'&s relaciones m11 i'ar6""e.h general representan un-el engento básico de seguridad,, la di eren- ;cia entre sucumbir y sobrevivir, listo se ve a través de múlti- ules aspectos de la vida económica de los marginados: la urili-\'- 'zaci6n de raano de obra gratuita infantí1;? y el uso de. 1 os pa -. (r i e nte s ve cinos en 1 o s frecue títes pe rí odos de' pérd ida de etnp 1 eo í.. lo de emergencias de cualquier tipo.. t. - 1 Los. ñiflas representan una fuente barata cíe ingresos porque su cooperación e's segura y su manutención es insignificante, b c up a n p o e o e s p ac i o, s e- a c orno d an e n c ua Iq u i c r r in c 6 n dele u arto, i. ' comen lo que haya y se visten con ropa.usada y vieja. No van a' la escuela cuando la economía de3 hogar los requiere-, los familiares simil armen te. representan un.apoyo material y moral jjas-us* tituihle debido a la falta de protección social o laboral a los

16 14,.marginados. La mujer que. carece de hermanos está desamparada frente a su marido; el hombre que no tiene compadres pasa hambre y sinsabores. Como las emergencias se suceden a diario, las familias se van aglomerando en redes vecinales donde el intercambio reciproco continuo e intenso representa el indispensable mecanismo de seguridad social para sobrevivir, Bn términos de política de poblacisn* vale la pena reflexionar en qué medida puede ser efectivo el control natal mientras no se planteen alternativas económicas aceptables a la utilización de la familia numerosa coso o fuente de ingresos y de seg u r í dad s o c i a 1. Man gi. n { i 9 68} h a h echo n o t a r q u e 1 a s b a r ri. a d a constituyen un problema y una solución al mismo tiernoo; de la misma manera? podemos decir que la elevada fecundidad de los marginados es simultáneamente la raí.t del. problema y su solución, fi^dlit^.i^h " 1 Bn la -barriadaestudiada se observé que las relaciones eco- j nómicas de intercambio recíproco de bienes y servicios van íre- j caentemente unidas y parcialmente camufladas por relaciones de - J.. ' í parentesco. Bn machas, familias extensas a la unidad doméstica i me i o na como u tt a re d de re c ip r o c i d sd s p e r o e x i s.ten ta mb i& n r e - ' des de re c ip r oci. d a.d q u e f une i on a n e x c 1 usi. v e n t e e n base a ve - ' cirios no emparentados * Los factores que ayudan a implemen tar o j inhibir el intercambio recíproco en Xas, redes son los siguien- } tes: a) Distancia social/ F.n las culturas rurales de-latinoamérica existen formas prescritas de reciprocidad para ca.d& di s-.

17 15. tancia social especifica: entre parientes, entre compadres entre amigos t etc. Tales relaciones básicas de reciprocidad continúan dándose entre las pob1aciones raargína1os (Mangin, 1970: Bu11erworth, 1962; Lev/is, 1966, 1969; Brycs-Laporte, 1970; Roberts, 1973 y otros)'., b) Distancia física. La vecindad,cercana frecuentemente gene ra reía c i on e s de in t e r c ainfe io recíproco; eve nt u al ente las, relaciones pueden formalizarse a través del compadrazgo, La cercanía física permite relaciones de intercambio, que el parentesco a veces no basta para iniciar, c) D i s ta n ci a e co nón»i c a * La s ne c e %i d a <3 es d e un marg i nado están'determinadas por su balance de recursos y carencias. Si las necesidades de los participantes, son desiguales, el. 'intercambio tiende a volverse asimétrico; esta situación genera dir ferencia^-de poder entre los participantes de la red TBlau, En principio, la reciprocidad exige una condición de igualdad de necesidades '. d) D i s t; anc i a p s i ce - s o ci a 1, Lo s t ir? s f ac to re s ob j o ti vo s mencionados se traducen en el plano, subjetivo, a "la'variable psi c o-s o c i a 1 c cnxp.1 e j a q u e se ha d e n.om i h a d o -confia n 2 a (L onmi 12, 1571, 'i975), En América Latina el concepto'de confianta describe una si tu a c i 6n e ntre dos i nd i v i dúo s o ue, imp1í oa un de s e o y disposición mutuas para iniciar o mantener una relación de intercala - b i o r e cí. p ro c o. ' Fo r lo tanto* la. con. f i an z a ;p r es up orí e u n c i e r t o grado de familiaridad (proximidad social)., oportunidad (proximidad físico) y compatibilidad de carencias (proximidad econóroi». f- ;r> ^v" f.í. f 4 Las redes de intercambio evolucionan en el,tiempo de acuctr

18 16. do al flujo del intercambio recíproco de bienes y servicios. Hay retroalimentaci5n entre el acto individual de intercambio y el incremento de confianza que a su vez promueve intercambios futuros. Las redes pueden crecer al panto de volverse auto-sufi-,. cientos? haciendo Innecesarias las relaciones diádicas de.-interc ambi o recíproco con personas extrañas a la red,, Sin embargo, en. general se observan cambios frecuentes en la composición de las redes, según el ritmo de la ab sore ida de nuevos migrantes del campo, matrimonio naciniehtos, conflictos entre parientes, riñas, desálelo por la fuerza pública, deterioro de las unidades residenciales? o por atracción de me jores condiciones econ6inicas, sociales o físicas en algún otro lugar. El uso extensivo del compadrazgo y de la antistad entre miembros de redes de reciprocidad puede interpretarse como una tendencia a reforzar el nivel de confianza "de ios participantes mediante la utilización de todas las instituciones tradicionales disponibles «Para apreciar la importancia económica de' las redes entre los marginados > bastaría hacer una lista de los bienes y servic i os que són ohje t q de1 in ter c amb i o recíproco; a) Ini orsia-cisn. Instrucciones para migrar, ayuda para encontrar trabajo y vivienda',, orientación general para la vida ur~ ba na, e informa'c ión h J.ntfì.rpensQiial=(cblsmèO^ b) Ayuda laboral", Al incorporarse a la red, el migrante masculino recibe ayuda para aprender un oficio a través de ios contactos de.la red. Muchas redes sé caracterizan por un o-ficio común,, Los recién llegados se incorporan como aprendices v y comparten los sueldos áe sus anfitriones basta el memento en que logran ganar lo ' sufícente para radutenerse

19 c) Préstamos, Hay préstamos diarios o casi diarios de comida» dinero, ropa; herramientas y una amplia variedad de artículos domésticos y de u'so. general» d ) 5 e r vi c i o s. r: s tos avo re s i n c 1 u ye n el a I o j am i e n t o y la a 1 i me n t a c i Ó n de i o s nu evos mi gran tes p o r p e r iodos i n d e t e in a - dos': todas sus necesidades están previstas durante, el periodo i n i c i a.1 de s u r e s i der c i a en 1 a c i ud ad. Un t r a t ám ie nto s ira i i a r s e o t a r g a- a las v i-s i t a s de 1 c amp o 5 que e v e n tu a lia ente podrí an i n - tegrarse permanentemente, a- la red. Además* la ayuda se extiende a c i e r t o s p a r i e nt. e s n.e c e s i t a d o s t a les c orno. y i ud a s * hu é r tan o s, an c i a n o s y.en e r mo s L o srai e*n fcr c s d e 1 a r ed,c u i d a n. a los ti i ñ o s cuando. la madre está'.incapacitada por enfermedad. o por necesidades del trabajo. 1,a ayuda mutua incluye una amplia gama de' servicios: construcción y mantenimiento de -viviendas, acarreo dia rio del agua potable, diversos mandados f o la vigilancia.sobre. ios niños ajenos cuando-la madre se-encuentra ocupada, -- - e},apoyo mora 1, 'Las redes son mecanismos" que generan solidaridad y que abarcan todos los incidentes del ciclo vitel* Más del 601' de las relaciones d s compadrazgo-en el estudio realizado se dieron entre parientes, y vecinos de la barriada» Re laclongs _as img tricas : J..a re la el pn patrón cliente Anteriormente describimos la red de inte re ai ib i o reciproco como una estructura protectora diseñada para la supervivencia social y económica, Por otra parte* la red puede considerarse también como un recurso laboral. - Sücede, por ejemplo, que un individuo dentro de una red de reciprocidad organiza a algunos de sus parientes como un Agrupo de acci6n" (Mayer, 1968.) lo cual le permite manejar trabajos de mayor importancia económica. Tales

20 grupos formados por parientes y vecinos suelen encontrarse en la industria de la construcción y.en muchos otros campos que útil i* zan mano áe obra no calificada o semi-calificada. En el campo P o 111 i c o, -exi, s fe tu?, a. &r. a 1 o gi. a e n la organización- d e 1 o s.res i de tes de barriadas por. la accidn política. ' ' Los 5 *g r up os de a c c i 5 rd *. b a s a do s e n memh r e s ía', d e r e de s d e. reciprocidad pueden adquirir cierto grado de permanencia; se' transferirían entonces en lo gue Maver (tbidzl 02) ba llamado'un "cuasi -grupo", ' fl organizador del,s cuas i~grupo se- convierte en la figura central y es normalmente quien hace los tratos con. los patrones y quien distribuye los sueldos a los ráie'mbros del grupo-. Asi se transforma en un M patr6n", y los miembros restantes" del gruoo en sus clientes *.pues to que dependen del patrón para, su subsistencia, -La asimetría de está relación se percibe a través del hecho d.s que el v 'patron," - paga un suelde a sus clientes, Wolf (1968:16) explica: "cuando una amistad instrumental Ixega a un desequilibrio máximo, a tal punto que uno de los asociados es claramente supora.or ai-^ otro-en %u capacidad de geaerar bienes y servicios,'nos' acercamos al momento critico-en que la amistad 'se convierte. n una relación patrón ~,c.1 i ente * r Azn - bes asociados', ; dya' no- intercambian bienes y.servicios equivalen- Un'jefe o -"patrón" puede" tener' recursos-propios, o 'puede, disponer' del--acceso o recursos- a un nivel m.ás alto.:- En -él r primer _ caso,' hablamos de patron&je simple <o directo mientras que en el segundo caso el "patrón^ es-un. intermediario entre.su grupo y alguna organi zac ítíívforiña 1» Áribos i ipo s " de patrones existen en. e 1 sector marginal-; ambos poseen funciones específicas, de.articula-

21 1 9, 1acíOn entre la barriada, o el sector informal y el mundo exterior. Intercedí ación ' Un inte r m e d i a ri. o e s un ind i v i d uo q u e.! 1 ro on ta g u ar d i &. en-1 a s junturas o slnapsis cruciales de las relaciones que conectan el sistema local cotí la totalidad." (Wol, 196í> ;9?). Hoíííos detectado tres tipos de intermediarias en México,: a) reclutadores de trabajo., b) caciques políticos, c) intermedia r i os de p r od uc c 5.5 n y c eme rei, a 1 i z a e i 6 n, L a s c a r r e r as de. t o do s estos intermediarios copien san en sus redes de intercambio recíproep. Inicia imente.el intermediario se diferencia de los demás- miembros de su red en los siguientes puntos: 1) el- intermediario posee alguna habilidad de valor económico real o potencial; 2} está en situación de reclutsr a los miembros-de su red; 3) posee. algunayrelacidn, con algún patrón fuer y de 1.a barriada.. En caso de cumplirse estas condiciones la estructura de ayuda - rautua formada al interior de la red puede transirormarse en un. recurso económico que habrá 'de beneficiar materialmente ai intermediario. Historia de caso i, Ignacio es un joven, poblador de Cerrada del Cóndor, de 23 años de edad, -que trabaja desde, los 12 años en una gran, variedad de ocupaciones 'Finalmente logró colocarse de ayudante de un maestro coloeador, de alfombras. En pocos años logró aprender su oficio a fondo y a destacarse por la calidad de su trabajo. El du e ño de una cas a especia 1iz& da e n a1fombr a s, qui en segú n Ig-

22 nació '"gustó de mi trabajo"./empezó a encargarle trabajos menores b a jo su e x c 1 u s iv a. r e s p o n s ah i 1 i d ad. B s to s trabajos n o rm a lm aai te requerían uno o dos ayudantes, a cuyo efecto Ignacio reciutd a sus dos hermanos meñores. Con el tiempo? el patrón fue encargfindo le a 1 g n a o i o c o n t r a t o s cad a v e z m ás g r a n de s, h a s t a q u e n 1976 le toc6 alfombrar el palacio presidencial para la- ceremonia del cambio de poderes. En ese momento el grupo de trabajo de Ignacio ya incluía a sus dos hermanos, a un cufiado sin experiencia previa en el oficio de alfombrero». ya dos o fres vecinos» Cuando el grupo de trabajo,o "cuas i-g r u p o" es pequeño, sélo existen dos niveles; el "patrón" -intermediario;* y Sus ayudantes. Ignacio conduce las.negociaciones con 'Su patrón;' y paga a sus ayudantes de acuerdo a su mejor parecer. Se precia de ser un buen jefe porque "paga horas extraordinarias y no leí! grito a mis' ayudantes' 1. Para sus hermanos y cuñado* Ignacio es el-patrón que les da trabajo ' Me aquí el mecanismo que genera la cadena de inte mediación Cuando no hay contratos el Agrupo" de acción"-se disuelve, -. Hn tal caso, probablmente Ignacio buscaría otro tipo. de trabajo o trabaja ría para'otre fecluhuíor labor al, Va inestabilidad'de los recursos externos hoco que la si tuacidn bás-ica do inseguridad persista ' 1 1 ' ' por ello es «importante que- el intermediario' pueda regresar.'en cualquier mom&nw».*- ^as^xe^acd. onss^mm^xrxcas^ áji^^t^d^e^n^.é.r^ cambio. ' Por otra partesi. los.recursos 1 externos, continúan' au~ men tañido y h ay.con trái o s su ri ci, en te s, í a. ; a.s imo ty í a pu ede i le g á.r' estabilizarse y los niveles de intermediación se multiplican. -Por ejemplo, 'los'hermanos de- Ignacio, podrían volverse capataces -iritermediarios- 'entre Ignacio y-los miembros de 'sus propios,f gru-" pos de accldn", ' '...

23 Guando un "grupo de 'acción'" basado en una red de reciproci-' dad tiene una actividad económica durante un 'tiempo suficientemente largo tiende' a convertirse esa un ; 'cuas i-grupo V. La naturaleza de vía economía informal éjeige une tales grupos de acción y cuasigrupos puedan, recrutarse y disolverse a corto pía20. Ellp.responde a los intereses dio contratista externo, quien podrá' operar asi sin personal de base y sin fuerza laboral propia» Los.sueldos, que Be pagan suelen ser menores que los de los obreros sindical!-, zados.; y. no hay que.preocuparse de cuotas sindicales? ni de las contribuciones al Seguro Social,. Bn barriadas y tugurios de la ciudad de México existen,mí~ Jes de pequeños intermediarios.que encabezan Agrupes de accion sí ;. en su mayoría } estos grupos de auoi&íi se disuelven al poco tie'^o de. i;orm.arsey sin llegar a constituirse en "cuasi - grupos". Sin.' emha.rgo_.._ hay casos, en que_un Tf g r up,o. á a c c i<?n? \ pu ede transformar^., se en una operacien laboral -de gran escala, - - / - - Historia de caso II, «. MU 'Diablo" era un famoso maestro'herrero que trabajaba para- uno de los ingenieros de obras de, una firma constructora, en la' ciudad de México, Toda.construcción requiere de varios capataces' des ta j i s tasde este tipo:.uno para la albafíixería, ' otro para Xa carpintería, otro para el fierro, otro para las instalaciones eléctricas. Í! 'E1 Diablo" trabajaba para una de Xas' firmas - más grandes de Méxieo? y su contingente llegaba a obre- - ros.durante les períodos de mayor actividad (por ejemplo, duran-. te la construcción' ae los estadios olímpicos y del Metro de la ciudad u:j México). Hn -estas épocas. "21 Diablo' 5 ganaba el equivs-

24 2 2 v lente a -2 >400 a. 3,000 U s S 5 <16lares por semana Su organización se componía de cuatro o cinco "segundos" o "sobrestánte s", algunos parientes y todos ellos compadres* Cada "segundo 1 * mandaba a tres "cabos" y cada ''cabo" disponía de un grupo de ID a. 1S trabajadores» -'El 'Diablo*'' hacia sus traeos directamente con el ingeniero de obras? de quien recibía el dinero y las instrucciones técnicas,. Diablo''! ai o manejaba herramientas, sino que controlaba el trabajo y cuidaba del manejo de las cuentas con los ingenieros, Por lo tanto* so desempeño en el trabajo dependía críticamente de la habilidad y lealtad de yus "segundos". De aquí se desprende la importancia del compadrazgo entre el jefe y su estado mayor? situación que se reoetía a.su vez entre cada "sobrestante^ y sus "cabos"- y en todos les niveles de la erganx^aclón * Los "sobres tan tes" trabajan con be rrami entes? pero al jnismo tiemíio'..tienen un juego de _ planos narr explicar los detalles técnicos a sus -"cabos". Cualquier día venía el ingeniero de obras con el maestro y. decía: "vamos a. colar una losa.por aquí y la vamos a..hacer de tales y cuales dimensiones.».,". Una vos que el. maestro esta seguro que ha comprendido-todos los detalles, decide la cantidad de personal que va necesitar y cómo xa va a distribuir de acuerdo a sus grupos y tareas. También decide cual de sus "sobrestantes" se encargard de que parte del trabajo. Los "sobrestantes" juntan i. sus cabos y eí. trabajo se realiza* Cuando la firma.requería a un-numero mayor de trabajadores «"El Diablo" mandaba 'a avisar a su.pueblo natal' y en un plü.zo breve juntaba a. la gente "requerida, ' Bn las obras.de construcción en México es frecuente encontrar a grupos de obreros procedentes del mismo pueblo o de

25 ',. 23* alguna región rural, en pan:icular, que pueden incluir la redes i i completas- de..barriada. Cuando.un maestro destaj-ista fllega a se,r muy prominente, son sus "sobrestantes" quienes.se encargan de hacer el reclutamiento laboral,.. \-. Cómo se las arreglaba "Bl Diablo" para ganar tales - cantidades de dinero?' Negociaba sus contratos, con el contratista, pa gando salarios que correspondían al míaimo legal y no al - salario dv obreros'especial izados que él estaba cobrando a Xa-.fitina, A veces 1 o s s a 1 t r i o s n i s iq u i e r a _ 11 e gab an a 1 m í n imo 1 e g a 1,' ade fuá s de 'no pagar- Seguro Social ni' impuestos, ' Toda Xa operacidn se efectúa en sl.rsarco de un sistema de., lealtades personales P donde cada individuo debe.lealtad, al personaje' (ie-'nivel.xnfiiediataiueñfce superior. La cohesión de, la'or-' ganizn.cion se basa en' el parentesco, e,l, compadrazgo', ra reciprpcidad entre vecinos'y e] origen-geográfico común'el "ñipestro'v debe ser generoso y- ocas ionaihente espléndido para re conste,nsár a al^ún. "cabo" n', trabaj ador ' por su bufeh. ácssempzña ' Por otra, parte es posible que los traba'jaéores se den cuenta que el trato!, que ' re.ciben no equivale al' que legaunenr e les corresponde ;.< pero su' ' ' réd'xle obligaciones personales es'tal: que so dependencia del.... "patrón" dentro de un siste us informad de relaciones - laborales. predomina sobre cualquier consideración-de sus derechos forma y' lesv... * : ' ' din-buen. capataz, qehe ser generoso* " Por ejemplo/ "Ei-IUá» 1» ' '. '' Mo" alquilaba, por' su cuenta,\vn cabaret,.en las afueras de.máxi'- co v para el-'uso exclusivo.-de su gente por una semana. Todo el gasto en trsg?,, comida y naíjeros- corría pot 'su cuenta', y lo hacía regularmente cada ves que.le parecía que sus honsbrcs 'naces!-

26 tafean una buena borrachera* -Por otra parte, si bien engañaba a sus t r a b a j adores en lo tocante al salario» nunca dejaba de responderles en caso de emergencias familiares o personalesv en estos casos los ayudaba sin regatear,. Un intermediario necesita apoyo tanta desde arriba como desde abajo. El apoyo desde arriba es inestable, puesto que la función misma de un intermedi ario consiste en movilizar una fuer za laboral que puede ser despedida con la "írlstur tapi de á con que es reexut.&áa * Los contratos van y vienen y la industria de Xa construcción, por ejemplo, es notoria por sus ciclos de auge y de depresión. Durante los periodos-de receso económico, las 1 coni paulas constructoras se deshacen de todo-su personai'temporal y los intetíiiedi ar ios se Quedan, sin trabajo, Por tal motivo, la articulación entre las compañías y los trabajadores del sector_ marginado es naturaleza informal } ya que se reduce a- un contacto personal entre el contratista o ingeniero y el maestro o ' desta j is ta,! ",.. intermediarios en la. p roduccidn.. ' EX sisteiaa de "producción que-se conoce.en fméxico con i él nombra de ^maquila/" -ha sido descrito, como sigue; r? (ba Maquila) apa replane pino un^akernativa.de ere eliti lento para la medi and o gran empresa del sector tradicional, Ho pudiendo'modernizarse i y mejorar la'tecnología que utilizan en sus procesos productivos»». de manera ' de competi»la empresa tradicional tiende a. absorber ia.fis. mano de obra' a precios mas bajos (descubriendo) unii fórmula n u e v a o a r a yabaratar sus costos.de producción sin incrementar de manera extraeráinari a su capititi, Se consolida la i

27 Ut ò * maquila como mecanismo de freno a'desagregación de las pequeñas. '. '. b empresas y una manera de abaratar el costo de. la fuerza de tra"; bajo, La maquila es un centrato., a reces verbal, entre; los pro.- duc tore s (y comprad e re s de fu e r za de t r ab a j b} q ue imp1i ca'que iá empresa contratada produzca para la contratante - de te rm i-nado s ' b i e nes pagados a precio de competencia.' ta empresa tradicional que no tiene recursos suficientes, para introducir innovaciones,.. < ' tampoco.puede reducir sus costos-de producción.-contratando a. más' bajo precio la fuerza de trabajo disponible.ni infringir las leyes laborales, «.entonces subcontrata a. una empresa que por 'su. ' peqdeñez logra más fácilmente burlar y eludir dichas regíamen~ d tuiciones *.," (Casimir,- 1575). El sistema de maquila subsiste gracias y la. abundanciade'.'«mano.de obra y Xa negligencia de las leyes laborales/ Por ej.em"-; pío., la industria de la confección en la ciudad àè México u.ti>.liza talleres^ el andes tinos que\pperau en. la ciudad o. en. drférerh tes estados de la República, - Avelar - f 1975:10) ' ' describe" ' e-1. slsv'-. i. tema de maquila en los- siguientes términos; yon ta jas 'petitivas del empresario que contrata maquiladores sorw. «asegu- - rar'mano de obra si«un - salario fijo, imponer largas jornadas'è incorporar trabajo no remunerado de familiares del trabajador,-. incluso niños una vez que la - iriolacidn. de las leyes.que'.regulan las ' condiciones de trabajo son-casi nulas en el trabajo a 'domi-- 5 ', / cilio, B1 empresario ahorra gastos tales amo luz, 'renta " quinas de coser, transporte. Como el maquilador tr^baja'ais lado ' i ' ú no se organiza para pedir reivindicaciones. La maquila no sólo se da en empresas*. tradicionales sino también en empresas de alfa eficiencia**,, '

28 Til término de maquila se utiliza también para fábricas formalmente establecidas que trabajan bajo contrato de otras firmas mayores y no comercializan su propia producción; sin embargo 3 en la presente discusión trataremos únicamente, de 1 caso de ' la "maquila- a pequeña eseaja que se da en el sector infor&al. Sus"patrones" son principalmente las pequeñas empresas de confección del sector forma1 que nd pueden competir con fas grandes fábricas, pero que tienen muchas veces mercados muy definidos, tales como los almacenes de bajos precios en el centro de la ciudad,, mercados callejeros o rurales, o las "bou tiques ^ que venden ropa bordada a nrano a los turistas. Hay también firmas grandes que se abastecen a.través de numerosos pequeños talleres. Este sistema utiliza la fuerza, de trabajo del sector informal en competencia directa con los obreros sindic&lltados y para ello es vital el uso de las intsrmediaciones * bes pedidos se colocan directamente cor. el intermediar io y a que generalmente el "patrón" no posee les contactos para eoiocár sus pedidos, directamente a' individuos i > del sector - informal-- Hay intermediarios, que controlan una fuerza laboral de centonaros de mujeres repartidas en diversas senas de la ciudad* mientras otros son dueños de Talleres clandestinos que emplean la fuersa.de trabajo marginal, En un ejemplo reciente, üná blusa que se vendía por $120 (mexicanos) le.costaba al-.comerciante costo.de ios 'materiales- ya cortados que él entregaba ai i n t r me á i ar i o E l Intermediarlo pagaba, s la costurera SIS o $20 y, sé quedaba con el reato, A cambio, el 'intermeddario.se hace responsable de la.entrega, puntual, al comerciante ce 1 produet.o' terminado... Normalmen te los.comerciantes entregan al intermediario una cantidad de material cortado para pantalones* y éste lo reparte a mujeres

29 2 7. que.trabajan en sus casas» : Normalmente estas mujeres no se conocen entre sí y no están organizadas a El intermediario trabaja solamente con personas conocidas» con cada una de las cuales mantiene ciert a reí ac i 6 n d e c oa i. ansa í 1e. c o n i a e 1 material). Cada individuo recibe trabajo con la condición de que debe llenar cierta cuota: '-Yo te daré trabajo, pero tú -raevas a coser t a ntas - y t. an t a s p i e z a s p o r s eraa na ** < C u and o i a p r o du c c i 6n s em a n a ests. por debajo del mínimo convenido, el intermediario castigará el pago por.unidad, Por tal motivo, un trabajador o trabajadora normalmente requiere y utiliza Xa ayuda de sus niños, in&dre, ve- cinos y otros micabros de su' red de iatercambio para poder cutn- ' plir cor la cuera semanal de entrega's, ;. Segur estimación de un líder sindical mexicano (publicada i., i en' r;l i)la/ agosto 21 de 197$) existen en la ciudad de México 25,00o costureras que trabajan de 16 a 15 horas diarias sin salario iñini'ro.y sin protección, lo.horal.alguna.-.bí' jefe del--deparar tamento' del Trabajo y Bienestar Social del Distrito Hederá 1 ha dicho que recibe diariamente quejas 'sobre malos tratos a trabaj adores t retención del salario a i < -.: r i o, falta de pago de horas extraordinarias j o de ^contribuciones de seguro social, 'etc. (Excélsiov, 21 de junio de. 19,74) Según el f'unc ion ardo, estas quejas se originaban, principalmente en la.industria del vestido y del. calzado, y en "todo tipo de empresas manufactureras n. Según. Rendón y Pedrero (1975:21)?> en esta fciw de pro ducir (maquila) que se usa,para bajos costos de producción vía mano de obra barata, es frecuente la utilización de fuerza de tra-, bajo feeenánadado que por la situación de discriminación labo-«ral de que es objeto la mujer se ve obligada a -aceptar salarios inferiores al h o m b r e

30 Un segundo tipo de intermediario de producción suele encontrarse en la comercialización de ciertos productos originarios de las barriadas. Por ejemplo 3 'muchos residentes de barriadas en la.ciudad de.méxico tienen animales t tanto para el consumo casero como para incrementar las entradas del grupo famii iar, Uno de mis Informantes era un f< pepenador 5? (recogedor de basura) que tenía un corral con nueve a diez puercos, pavos y vacas y hasta cenejos en jaulas sobre el techo 4e la casa. Un comerciante (intermediario) pasaba una o dos veces por semana en sus camionetas y compraba los anídales al contado, Esta transacción se. real i2. aba y concluía en el acto, los animales vivos se vendían a carniceros que trabajaban enmercados o ferias libres s a * los dueños de pequeños restaurantes o a los operadores de pequeñas plantas procosadoras de carne. Hay otro tipo de intermediarios que reciutan personal para la venta callejera, de ciertos productos producidos por el sector formal? tales como gomas de íiiascác. kleenex* billetes de lotería y otros» Las mentas callejeras están suchas teces a cargo de niños y' constituyen, una de las ornas más conspicuas de actividad econosdca del s^ctór "informal* Bs un negocio perfectamente org&'ni d"d: XoT.nWñííétdT^rx^s^tiutbaq'alr^a" c wiston"para - " to'? s^mayo -~ riscas- y sus ganancias aumentan en pr'oporeídn al jionnero de vendedores que logran reclutar,.. '. * lirtetitediários poli tucos. El caso de los intermediarios politices ha sido frecuentemente citado en la literatura (Cornelius. 1973; Gri.ndle ;